Uganda 2016

UGANDA 2016

Uganda, la perla de África, fue la tercera experiencia del equipo en el continente y ha sido un hito en nuestra trayectoria. ¿Por qué? Porque fue en Uganda donde conocimos a Victor Ochen, uno de los activistas más relevantes en África. Fue el primer ugandés y el africano más joven en ser candidato al Premio Nobel de la Paz. Actualmente es el Embajador de las Naciones Unidas para Proyectos Globales. Después de una infancia truncada por la guerra, habiéndose convertido en un niño soldado, creó, en 2005, la ONG African Youth Initiative Network. Quince años después, Ochen sigue trabajando sin descanso para ayudar a los jóvenes de hoy en día a convertirse en agentes de la paz.

Fascinado por la labor solidaria que habíamos estado desarrollando en África, Ochen nos honró como Embajadores del desafío que está promoviendo en las Naciones Unidas a través de su asociación llamada Fundación Paz, Justicia y Seguridad. Esta fundación trabaja para promover la paz y la inclusión social para un desarrollo sostenible, haciendo posible el acceso a la justicia y la construcción de instituciones inclusivas y responsables, efectivas a cualquier nivel.

EL PARTIDO

En esta ocasión jugamos contra el Kampala Capital City Authority FC, el ganador de la Liga Nacional de Uganda los años 2013 y 2014. El partido se disputó en el Estadio Olímpico Nelson Mandela, con una capacidad para 45 000 espectadores. Desafortunadamente,  la selección nacional sub-21 de Uganda  iba a jugar contra el equipo de Ruanda dos horas después y la Federación Africana de Fútbol establece que, por razones de seguridad, no se puede disputar ningún partido en el mismo estadio dos horas antes del partido oficial.

El momento más emotivo se produjo cuando entregamos rosas y libros a los jugadores y directiva rival, ya que el partido se iba a jugar el 23 de abril, la Diada de Sant Jordi, uno de los días más importantes del calendario catalán. Era improbable que nos olvidáramos de una de las tradiciones más bonitas de nuestro país, estando incluso a miles de kilómetros de casa. Así es como se nos ocurrió la idea de entregar rosas y libros para mostrar un poco de la cultura tradicional catalana.

El Kampala Capital City Authority FC nos ganó, pero disfrutamos profundamente de la experiencia.

La bienvenida que recibimos por parte de los medios de comunicación y de los aficionados del equipo rival fue increíble. El día de nuestra llegada a la capital ugandesa, se llevó a cabo una rueda de prensa con los medios locales para presentar el partido. En las calles, la gente se volvió loca. Nos paraban a cada paso, pidiendo autógrafos y fotos,  cantaban y bailaban en nuestro honor.

LA CARA SOLIDARIA

¡Este fue nuestro viaje récord! Nuestras expediciones por África son cada vez más conocidas. Como resultado, gente de toda la comarca del Vallès se están lanzando a la iniciativa. Gracias a la cooperación desinteresada de mucha gente y empresas hemos podido volar a uno de los países más pobres del mundo con 600 quilos de material deportivo y escolar y más de 1500 €.

Parte del material deportivo fue donado a la academia juvenil del club Kampala Capital City Authority FC para ayudar a las jóvenes promesas a tener una mejor formación. El resto se entregó a dos escuelas del país. Una de ellas se hace cargo de niños sordomudos, donde les enseñan lenguaje de signos. La otra es un orfanato, donde nos recibieron cantando acapela el himno nacional de Uganda. Jugamos con los niños en ambas instituciones, nos llevaron por las instalaciones y compartimos grandes momentos con todos ellos.

Se debe hacer una mención especial a nuestra visita a la ONG Petits Detalls, una asociación sin ánimo de lucro que promueve la ayuda humanitaria y la cooperación internacional en Uganda. Junto a ellos visitamos uno de los dos grandes proyectos desarrollados por su fundador, Quico Germain, de solo 20 años: Mupenzi. Mupenzi es un orfanato que da hogar a 40 niños, mayores de 3 años, que vivían en condiciones infrahumanas y que, actualmente, gracias al trabajo y la ayuda de mucha gente, pueden disfrutar de una vida digna y justa. Reciben una educación, comida, asistencia sanitaria y, lo más importante, podrán decidir cuál será su futuro.

Esta visita nos creó una mezcla de emociones: felicidad, ternura, dulzura, amabilidad, pero también pena cuando nos dimos cuenta de lo pobre que es el país.

 

LA EXPERIENCIA

¿Quieres ver como nuestros jugadores vivieron la experiencia? Échale un vistazo al emotivo documental que VOTV hizo sobre ella. ¡Que lo disfrutes!